miércoles, 5 de octubre de 2011

tipos de delincuencia

¿QUE ES EL DELINCUENTE?
Si el delincuente es el "sujeto que delinque", o lo que es igual, "sujeto activo o agente del delito", entonces la delincuencia es la "calidad de delincuente", la "comisión de un delito" o un "conjunto de delitos en general, o referidos a un país o época".
A su vez, un diccionario puede decir que delito es la "culpa, crimen o quebrantamiento de la ley". Dicho de manera más precisa, es la "acción u omisión voluntaria, imputable a una persona que infringe el Derecho, y que es penada por la ley".
El Maestro Eduardo García Maynez señala que "se da el nombre de delitos a ciertas acciones antisociales prohibidas por la ley, cuya comisión hace acreedor al delincuente a determinadas sanciones conocidas con el nombre específico de penas".
En cuanto a la delincuencia, una elemental señala que "delincuencia es la conducta resultante del fracaso del individuo en adaptarse a las demandas de la sociedad a en que vive". A su vez, Herrero Herrero define la delincuencia como "el fenómeno social constituido por el conjunto de las infracciones, contra las normas fundamentales de convivencia, producidas en un tiempo y lugar determinados".
En un comunicado de prensa emitido por el Consejo Europeo de Tampere, realizado en octubre de 1999, y luego de la conferencia de alto nivel celebrada en Praia da Falésia el 4 y 5 de mayo del 2000, la Comisión Europea llegó a la conclusión de que se "define la delincuencia como todo acto punible cometido por individuos o asociaciones espontáneas de personas. No obstante", indica el mismo documento, "esta definición engloba distintas realidades como:
  • La delincuencia en sentido propio.
  • La delincuencia con un nivel de menos grave pero más frecuente.
  • La violencia que afecta a los medios más diversos.
  • La de civismo, que incluye comportamientos asociales –o antisociales, como sería más apropiado decir– que no constituyen una infracción penal".
Ahora bien, el delito cometido por el delincuente no es del todo espontáneo, sino que puede premeditado y programado. Sin embargo, dependiendo del número de personas que lo cometa y ejecute, de los procedimientos que siga, de los recursos que utilice y de los objetivos que persiga, podrá haber, esencialmente, dos tipos de delincuencia:
  1. Delincuencia menor, y
  2. Delincuencia organizada.
En las próximas secciones de este capítulo se hablará de ellas, definiéndolas y explicando sus características particulares y ámbito de acción e influencia. Sin embargo, antes se hace obligado explicar que, por su escala de acción, también se puede hablar de una delincuencia estratificada: menor, intermedia y , como la clasifica Leticia Salomón, del foro Ciudadano de .
Como ya se verá, la delincuencia menor o delincuencia común es la más visible y temida, pero constituye la del iceberg. Al hablar de delincuencia intermedia y mayor se está hablando, de facto, de delincuencia organizada, y aunque todas ellas requieren de una mayor preparación de las fuerzas de seguridad pública, la organizada requiere, además, recursos tecnológicos e intelectuales muy avanzados.



TIPOS DE DELINCUENCIA
 Características y ámbito de acción de la delincuencia menor
El Maestro Eduardo García Maynez, y citando a Afallón y García Olano, señala que "el delito representa, generalmente, un ataque directo a los derechos del individuo (integridad física, honor, propiedad, etc.), pero atenta siempre, en forma mediata o inmediata, contra los derechos del cuerpo social".
Ello atañe a cualquier delincuente y a cualquier tipo de delincuencia, pues el sólo hecho de contravenir la ley –que por antonomasia busca la protección y salvaguarda de la integridad y tranquilidad del individuo– ya implica un atentado contra el orden social regulado por la ley.
La delincuencia menor es la cometida por un individuo, y cuando mucho, por dos, y que tiene por objetivo la comisión de un delito que podría ser ir desde una falta menor hasta una grave y calificada, pero que no trascienden su escala y proporciones, es decir, no son cometidos por bandas, no hay una gran planeacion en los hechos delictivos, o no se pretende operar permanentemente a gran escala.
Leticia Salomón señala que "en la delincuencia menor se puede incluir algunos carteristas, asaltantes de buses, estafadores. Esa es la delincuencia más común, más popular, la que vemos y a la que le tenemos miedo. Entonces los ciudadanos comunes piensan que es un problema cuando transitan por determinadas zonas en que pueden asaltados y la gente asocia inseguridad con esto". Esa es la delincuencia callejera, la más ordinaria:
  1. Asalto a transeúntes.
  2. Carterismo.
  3. Violación.
  4. Robo de bienes y artículos menores.
  5. Robo a casas habitación.
  6. Robo de vehículos.
  7. Vandalismo.
  8. Grafitis y pinta de muros y monumentos.
Ahora bien, éstos y otros delitos pueden ser cometidos en grandes proporciones y por muchos individuos, con lo cual ya se convierte en una delincuencia organizada, tanto de nivel intermedio como mayor. Cuando se convierten en tales, se ha dado en decir que se convierten en la "industria del robo", "la industria del secuestro", la "industria del robo de vehículos", etc. Por supuesto, la delincuencia menor tiene las siguientes características, en términos generales:
    1. Una precisión técnico-manual elevada y precisa parea cometer el ilícito con rapidez, astucia y disimulo, y
    2. El uso de la fuerza con apoyo en ventajas físicas, e incluso, en el empleo de armas.
  1. El asaltante puede apelar o no a dos recursos para lograr sus objetivos:
  2. Normalmente existen compradores de bienes robados, que son quienes los adquieren de conformidad con tarifas ya existentes en el mercado negro, mismas que son fijadas por la oferta y la demanda así como por la situación del entorno local, nacional e internacional.
  3. Regularmente, los delincuentes operan con apoyo de una red  de corrupción entre autoridades intermedias (jueces calificadores, agentes del ministerio público del fuero común) y corporaciones de seguridad pública desde sus mandos y efectivos elementales hasta –cuando mucho– sus mandos medios (agentes de policía, jefes de sector, etc.).

  


2.Delincuencia: organizada

Es la realización de actos de delincuencia menores, pero que se comenten con organización de varios individuos que buscan ejecutarlos a gran escala. Ejemplo de este tipo de delincuencia  es la delincuencia colectiva que se conceptualiza racionalmente en violencia institucional, de la vida privada y pública.  Esto con el fin de obtener ganancias empresariales con rapidez.
En este tipo de delincuencia hay mayor precisión para cometer el delito con disimulo y uso de la fuerza o de armas. Los objetos robados son depuse puestos a la venta dependiendo de la demanda de la población.
Una característica más de este tipo de delincuencia es que se generan alianzas y vínculos con instituciones gubernamentales, de la asociación civil, etc. que favorecen que se continúe con los actos delictivos, ejemplo de las alianzas son fuerzas policíacas, agentes de ministerio público, jueces, etc..
Los dos tipos de delincuencia son el principal motivo de miedo entre los ciudadanos en la actualidad, así como de la sensación de inseguridad en diferentes niveles de la sociedad del país. 
                                                

Delincuencia juvenil

De Wikipedia, la enciclopedia libre
La delincuencia juvenil se refiere a los delitos realizados por jóvenes o menores de edad. Un delincuente es aquel que reincide y comete crímenes repetidas veces. La mayoría de los sistemas legales consideran procedimientos específicos para tratar con este problema, como son los centros juveniles de detención. Hay multitud de teorías diferentes sobre las causas de la criminalidad, la mayoría de las cuáles si no todas pueden ser aplicadas a las causas de los crímenes juveniles. Los delitos juveniles suelen recibir gran atención de los medios de comunicación y políticos. Esto es así porque el nivel y los tipos de crímenes juveniles pueden ser utilizados por los analistas y los medios como un indicador del estado general de la moral y el orden público en un país, y como consecuencia pueden ser fuente de alarma y de pánico moral.
Como la mayoría de los tipos de delitos, los crímenes cometidos por jóvenes se han incrementado desde mediados del siglo XX. Existen múltiples teorías sobre las causas de los crímenes juveniles, considerados especialmente importantes dentro de la criminología. Esto es así, porque el número de crímenes cometidos crece enormemente entre los quince y los veinticinco años. En segundo lugar, cualquier teoría sobre las causas de la delincuencia deberá considerar los crímenes juveniles, ya que los criminales adultos probablemente habrán tenido un comienzo en la delincuencia cuando eran jóvenes.
                                 
Prevención de la delincuencia masiva: ejemplos concretos
La prevención * debe tener en cuenta no sólo la delincuencia strictu sensu, sino también los «comportamientos antisociales». Está demostrado que las medidas de prevención bien concebidas y aplicadas pueden contribuir a reducir la delincuencia.
Por ejemplo, una luz encendida cuando uno está ausente, un cierre suplementario de las puertas y ventanas, el refuerzo del alumbrado exterior y la presencia de una alarma y/o de un perro guardián son medidas de prevención que han permitido reducir los riesgos de robo con fractura en los domicilios. El simple refuerzo del alumbrado público ha hecho disminuir la tasa de delincuencia en cerca del 20 %.
Además, el programa norteamericano Perry prevé clases complementarios para los niños de corta edad (de 3 a 4 años) procedentes de familias con escasos ingresos, acompañados de visitas semanales a domicilio por el personal del programa. Un seguimiento a largo plazo puso de manifiesto unas tasas de detención en la adolescencia y en la edad adulta claramente inferiores en los participantes en este programa, y también unas tasas claramente superiores de conclusión de los estudios secundarios, de realización de estudios superiores, de empleo y de ingresos.
Del mismo modo, el Programa «Juventud» de la Unión Europea, puesto en marcha a finales de los ochenta y orientado hacia el bienestar, la inserción y el respeto político de los jóvenes en la sociedad, produjo efectos preventivos considerables.
Por último, se concedió una ayuda considerable a la Asociación Europea para la Educación en el Medio Penitenciario (AEEMP), dado que la enseñanza en el medio penitenciario y durante el período que sigue a la puesta en libertad puede desempeñar un papel esencial en la reintegración social del ex preso.
Prevención: vías de acción
La presente Comunicación preconiza un enfoque a dos niveles: local y europeo.
Dado que la delincuencia masiva se produce principalmente a nivel local en medio urbano, las políticas deben aplicarse a este nivel, adaptándolas a las especificidades locales o regionales. A este respecto, la implantación de políticas nacionales de prevención de la delincuencia constituye una condición previa esencial. Además, las medidas de prevención se caracterizan también por la necesidad de implicar a distintos protagonistas, entre ellos los sectores públicos (policía, entidades locales, trabajadores sociales, etc.) y privados (asociaciones de empresas, compañías de seguros, organizaciones de ciudadanos, etc.).
Estas políticas deben también ir acompañadas de medidas de cooperación efectivas a escala de la Unión Europea, cuando sea posible sacar partido de la labor realizada por la Red Europea de Prevención de la Delincuencia REPD y de las modalidades de financiación comunitaria, es decir, de los programas Hipócrates y AGIS, gestionados por la Comisión Europea.
La Comisión considera, además, en la presente Comunicación, que las principales tareas y actividades a realizar en la UE son las siguientes:
  • favorecer los intercambios de experiencias entre responsables políticos y expertos de la prevención;
  • definir y decidir las acciones prioritarias;
  • acordar las políticas y medidas en materia de prevención de la delincuencia cuya eficacia haya quedado demostrada (buenas prácticas);
  • acordar metodologías uniformes para la elaboración, la aplicación y la evaluación de las políticas de prevención;
  • sensibilizar a los ciudadanos europeos respecto a la utilidad de la prevención de la delincuencia;
  • poner en marcha proyectos comunes de prevención;
  • seguir y evaluar las políticas nacionales de prevención y mejorar la comparabilidad de las estadísticas nacionales para definir las diferencias entre los niveles de delincuencia.


INTEGRANTES:SARHI GARCIA MARTINES
                        BEATRIZ GARCIA MARTINES
                        DULCE TABITA PEREZ MANUEL






5 comentarios: